¡SOLDADO!. Aquí es el cuartel del liderazgo y tu voz es el rifle de asalto Ak 47 que aprenderás a utilizar para ser un buen director y jefe de la tropa que tengas a tu mando. Todo aquel que se respeta tiene entre sus favoritos a vozdelider.com, así que anda, marca la estrellita en tu explorador, ¡ponla ya!.

Cuando tienes que hablar en público ¿Qué tal usas tu voz?, ¿Es agradable para los demás?, ¿Cómo es tu respiración, te cansas rápido y tu palabras no son claras?, ¿Tu dicción es mala?, ¿el volumen de voz que utilizas es inadecuado? ¿Los nervios te dominan cuando estás hablando a otros?.

Tu equipo de trabajo está desmotivado y no rinde lo que esperas de él, ¿Cómo vas a motivarlo para aumentar su productividad, qué les dirás?. La actitud de uno de tus colaboradores te ha causado conflictos y debes hablar con él, ¿Qué palabras usarás?, ¿Lo vas a llenar de regaños, amenazas y castigos?.

… y mi favorita, te han pedido que dirijas unas palabras y tu boca y cerebro no parecen conectarse… ¿Cómo librarás la batalla de la improvisación?

Bienvenido a mi CuartelLiderazgo

La primer regla para tí es leer todo lo que publico y ¡comentar, comentar, comentar!. A partir de este momento, las primeras y últimas palabras que digas serán “Señor, sí señor”… ¿Está claro? Este es un cuartel para valientes, novatos como tú que han buscado consejos, guías, libros con acciones concretas que les permitan usar su voz con poder y ser verdaderos líderes y no han encontrado gran cosa… ¡puras tonterías y charlatanerías!. Así que, cuatro misiones iniciales que deberás completar:

Misión 1: Suscribirte al Cuartel

Para que aprendas a sincronizar tu cerebro con tu boca y seas una máquina de hablar bien, suscríbete y recibe por email todas mi enseñanzas:

Misión 2: Lealtad y obediencia

Debes olvidarte de los consejos de oratoria y liderazgo que hayas conocido en otras páginas de pacotilla, despídete de estos sitios que únicamente te quitan el tiempo. Aquí no hay ninguna discriminación racial, no tengo nada contra republicanos o demócratas, verdes o amarillos, negros o blancos, comunistas o capitalistas, creyentes o herejes, aquí todos son iguales… ¿entendido?. Solo hay una cosa que no te va a gustar recluta, y es que mis palabras no son mimosas… debo hacerte un soldado rudo, un embajador del liderazgo, un arma de construcción masiva, un símbolo del éxito. Trabajaremos mucho y aprenderás a improvisar, a adaptarte, a vencer, a dirigir ejércitos…

liderazgo

Misión 3: El mayor poder del mundo

Reconoce que el mayor poder del mundo no son las armas nucleares o biológicas… ¡Noooooo!, el mayor poder, el más temido es, ha sido y será, la palabra. Tu cerebro piensa y tus pensamientos se transforman en palabras, por tanto, el saber qué decir y cómo decirlo en distintas situaciones es determinante para el desarrollo de tu liderazgo, la asertividad en tu lenguaje será tu estandarte.

lideres ak-47 02

Misión 4: El arte de hablar en público

Sé consciente y grábate en tu memoria que la esencia de tu liderazgo radica en tu facilidad de palabra, en tu habilidad para hacer discursos, tu expresión oral al momento de abrir tu boca y hacer vibrar esas cuerdas vocales. Créeme que no tendrás mayor satisfacción que el que tu voz sea escuchada, atendida y respetada… y sobretodo que consiga cautivar, entusiasmar e inspirar a quien te escuche.

Territorios por conquistar

Hablar en público

Cuando estás en el atril, con un micrófono en tu mano, lo que espera la gente de ti es que los entretengas, los diviertas, los informes. Quienes te escuchen agradecerán el que les robes sonrisas, carcajadas, que los hagas llorar, que los hagas temblar, que los mantengas con la boca abierta y con la respiración interrumpida, ¡lo único que no aceptan, es que los aburras!. Para lograr ésto, tienes que ser elocuente, ser un maestro de la expresión oral, dominar tus nervios, perder el miedo; lo más difícil para un orador, es precisamente esto último. En este territorio del cuartel encontrarás ejemplos de mitos sobre este tema que no son más que eso ¡mitos… sí, encima de novato, eres un suertudo!.

No puede ser soldado, es increíble que la gente le tenga más miedo a hablar al público que a la mismísima muerte. No debe ser así, el lenguaje es una habilidad de comunicación oral única de los seres humanos y su uso efectivo permite vivir en sociedad. Ningún soldado de la palabra puede tener este miedo y para enseñarte a desarrollar facilidad de palabra, técnicas de presentación, cómo exponer un tema, cómo controlar el nerviosismo al hablar en público, cómo improvisar discursos… entra a esta sección ¿está claro?.

Voz

En este territorio del cuartel  encontrarás qué es la voz, cómo manejarla, ejercicios para mejorar la voz, en fin todo lo relacionado con educar la voz. Esto se logra con ayuda de buenas técnicas y ejercicios de respiración. Como quizá sabes existen diferentes tipos de respiración y la respiración diafragmática es la que nos da mejores resultados. Con solo hacer pasar el aire por las cuerdas vocales no se consigue dominar la voz, también es necesaria una buena dicción y la articulación correcta de las palabras. Por esta razón te enseño ejercicios de dicción y de vocalización que te sirven para que utilices un buen tono al hablar y te sea más fácil modular tu voz.

Hablar sin gritar y utilizar el volumen de voz adecuado según la situación es otra habilidad que podrás desarrollar en este territorio. No voy a hacer que tengas voz de locutor de radio, ni un experto en locución, pero sí dormiré más tranquilo al saber que tu voz no es problema. Así que no malgastes tu tiempo y entra de una vez a esta sección.