Liderazgo transformacional para la vida y el trabajo

… Soy el Sargento Mayor Palabrón y este es mi cuartel de entrenamiento para líderes… Aquí te presento estrategias y técnicas para hacerte un maestro del liderazgo y la oratoria. Suscríbete a mi cuartel para que recibas de inmediato y totalmente gratis la guía 7 DISCURSOS PARA LA VIDA y por email  ¡todas mis enseñanzas!

¡Soldado! este es el lugar de entrenamiento del liderazgo; presidentes, dirigentes de organizaciones, jefes, directores de empresas, supervisores y cualquier persona que desee inspirar y guiar a otros al alcance de un objetivo común en beneficio de una institución o comunidad, es bienvenido.

Has llegado aquí porque te has dado cuenta de que no tienes todas las respuestas y por eso quieres aprender. Déjame decirte que estás en el lugar correcto, aquí te presentó todo acerca del liderazgo desde las trincheras de la vida real ¿está claro?.

¿Estás asustado?, ¿estás nervioso?… ¡vamos, pon cara de pelea!, el líder no tiene por qué ser la figura inalcanzable que muchos se imaginan, quiero que te quede esto claro muy claro. No necesitas ser un Gandhi, un Lincoln o un Hitler para tener liderazgo. Basta que seas alguien que acepte la responsabilidad de conducir a otros al logro de mejores cosas.

líderes

Tal vez sientes que no eres nadie, quizá eres alguien común y corriente al que le han dado una responsabilidad importante, o acaso quieres cambiar una situación que está mal  y eres tú quien quiere tomar la batuta ¿no es cierto?… ¡más alto, no te oigo!.

Cualquiera que sea tu caso recluta, no quiero que pienses en tu rol de líder como el jefe envestido de autoridad. Si hay algo que odio en este mundo son esos jefecitos que solo mandan y dan órdenes, ¡los detesto!. Quiero que seas alguien capaz de inspirar e influir en otros y que sepa rodearse de verdaderos colaboradores, leales y comprometidos con una visión.

¿Para qué sirve el liderazgo?

¡Soldado¡ llegado a este punto te estarás preguntando para qué es el liderazgo, qué importancia tiene el liderazgo… pues bien el “liderazgo sirve para servir”. Un verdadero líder entiende que su rol es servir a otros, ofrecer conocimiento a los miembros de su equipo y hacerlos crecer y trabajar en el logro de un mismo objetivo.

La importancia del liderazgo radica en que te permite tratar mejor con la gente y construir equipos de alto desempeño. Recuerda que, en tu papel de líder, eres quien guía a los demás hacia el logro de una visión con metas específicas.

Cuando hables a los miembros de tu equipo tienes que usas palabras motivadoras, darles retroalimentación, reconocimiento y a veces tendrás que reprenderlos, resolver conflictos y negociar o ¿creías que todo era miel sobre hojuelas?.

Un liderazgo efectivo sirve también para delegar funciones y responsabilidades, no puedes hacer todo tu solo, para eso tienes a tu equipo, a tus colaboradores. Apóyate en ellos.

Usar técnicas de comunicación asertiva es otra utilidad del liderazgo. Si quieres que tu equipo se convierta en uno de alto desempeño, debes hacer que sus integrantes se escuchen y hablen para solucionar problemas. Siempre debes estar ahí para dar retroalimentación, valorar la creatividad y la participación de todos en la toma de decisiones.

comunicación asertiva

Un ambiente de trabajo así, construido a partir de un buen liderazgo te permitirá tener colaboradores felices, desarrollando su potencial, incrementando la productividad y elevando la calidad del servicio o producto al que estén dedicados.

Ahora bien, ¿para qué más sirve el liderazgo? para hablar en público con maestría. Cómo líder tienes que hablarle a la gente, no hay de otra. Pero la forma de hablarle debe ser elocuente, artística, sublime para que logres persuadir, motivar e inspirar. ¿acaso no es esto el sueño dorado de todo líder?.

Para lograrlo, debes perder el pánico escénico y entrenar tu voz, tu capacidad de hablar con fluidez es el instrumento más poderoso del liderazgo y el más valorado, por eso debes saber usarlo como un ninja utiliza su katana, ni más ni menos ¿entendido?.

Estilos de liderazgo

Hay dos tipos de líderes, los que dirigen a través de la autoridad porque tiene un título formal o rango de jefe y los que tienen un liderazgo natural que se han ganado por sus acciones, su relación con los demás y su capacidad de liderazgo.

No me negarás soldado que conoces a algún líder natural, una persona sin autoridad formal que tiene más influencia que un jefe formal. El mundo necesita de estos guerreros, personas que sepan ganarse el respeto, la confianza y la lealtad de aquellos con los que trabaja.

¿Qué tipo de líder eres en este momento?. ¿el primero?, ¿el segundo? o ¿los dos al mismo tiempo?. Bien, cualquiera que sea tu caso, déjame decirte que puedes mejorar entendiendo primeramente en qué consiste el liderazgo.

diferencia entre líder y jefe

Qué es el liderazgo

Te encontrarás muchas definiciones por ahí, pero aquí tienes la buena, la real, la práctica y sobre todo, la mía, la que en dos renglones te dice cómo es un líder:

Liderazgo es:

“hacer que las cosas sucedan con buena comunicación, motivando a un grupo de personas a trabajar en equipo y hacer realidad una visión”

¿Qué te parece?. Esta es la misión de todo aquel que se precie de ser un líder, saber tratar a las personas, sacar lo mejor de ellas y dar dirección a sus esfuerzos con miras a lograr objetivos importantes para todos.

Características de un líder

¿Qué es un líder? ¿Qué cualidades de liderazgo, destrezas o habilidades especiales tienen? ¿Qué hace que la gente los siga?

1. Tienen visión y valores

Los buenos líderes son creativos, imaginan una visión mejor de las cosas o situaciones porque conoce perfectamente su estado actual e identifican lo que se puede mejorar. Comparten con una claridad y pasión esta visión con los miembros de su equipo que éstos se sienten entusiasmados.

No les da miedo iniciar y tomar acción, son proactivos y asumen riesgos. Pero eso sí, siguen y promueven una ética de trabajo sustentada en valores del liderazgo como la honestidad, la disciplina y la perseverancia.

innovación

2. Poseen un pensamiento crítico

Que viene de la recopilación de información, su análisis e interpretación. Cuestionan lo que leen o escuchan y distinguen entre un hecho y una opinión, dándole mayor peso a lo primero. No son impulsivos y razonan lógicamente, identificando patrones, haciendo preguntas y sacando conclusiones. Con toda esta información, arman escenarios y opciones varias sobre las que toman decisiones.

3. Dan dirección haciendo cumplir una misión

Los líderes ayudan a los demás a lograr las tareas necesarias para hacer realidad una visión. Establecen metas, definen prioridades, delegan responsabilidades y autoridad. Todo esto es posible mediante la definición de una misión, ¿Qué es una misión soldado?… el cómo se logrará la visión y cuál es el propósito.

4. Persuaden

Involucran en su visión a todos los que tienen enfrente, convencen con argumentos sólidos e inyectan entusiasmo para el alcance de los objetivos que convienen a todos. Esto lo logran transmitiendo confianza, manteniendo el enfoque de los colaboradores en las metas y con comunicación clara y asertiva.

5. Apoyan

Facilitando el acceso a las herramientas y gestión de los recursos necesarios para la realización de las tareas, fomentando la creatividad y resolviendo conflictos. Están al pendiente del progreso de las actividades y si algo no marcha bien, ayudan a identificar la causa y a corregir el camino. Optimizan el uso de los recursos y se preocupan por mantener la atención de los miembros de su equipo en las prioridades.

 6. Desarrollan a las personas

Porque reconocen los intereses y necesidades de sus colaboradores y proveen formas de satisfacerlos. Constantemente retan a su gente a aprender nuevas habilidades y dar mejores resultados. Les ayudan con sus debilidades, dando capacitación y adiestramiento o brindándoles ayuda de otras áreas, lo que les permite fomentar un auténtico liderazgo y trabajo en equipo.

7. Dan reconocimiento

El verdadero líder entiende que todo ser humano tiene la necesidad de ser elogiado, apreciado y querido. Reconocen cada esfuerzo, cada logro de los miembros de su equipo de forma auténtica y les hace sentir importantes. Organiza reuniones para dar las buenas noticias, felicita en público a los responsables y permite el festejo social porque sabe que ello motiva a seguir logrando buenos resultados.

Cómo ser un buen líder

cómo ser un líder

En este punto ya sabes qué es ser líder, lo que los hace especiales y por qué son importantes para una empresa, para una organización, una tropa, un imperio…

No te preocupes, aquí está tu Sargento Mayor Palabrón, para mostrarte el camino para ser líder:

1. Formar equipos efectivos

Un equipo es el medio más eficaz para lograr la misión de una organización. Aprender a formarlo y dirigirlo es fundamental para que un líder tenga éxito. Es por eso que, la selección de los miembros y su capacitación son fundamentales.

En el equipo se debe aprovechar al máximo los talentos y habilidades de las personas que lo forman, la tarea del líder es facilitar este proceso., con miembros que tengan diferentes conocimientos y habilidades útiles para el logro de los objetivos de la organización.

Selecciona miembros con diferentes conocimientos y habilidades, muy trabajadores y que muestren entusiasmo cuando les compartes tu visión. Desde aquí debe empezar el romance con tu equipo… ¡conquístalos!.

trabajo en equipo

Capacita al equipo en habilidades de comunicación efectiva, resolución de conflictos, trabajo colaborativo. Si los miembros del equipo no habían trabajado juntosantes, es normal que al principio haya dificultades, pero pueden solucionarse con adiestramiento y reuniones periódicas.

No olvides que, como líder serás juzgado por la efectividad y eficiencia de tu equipo de trabajo. A partir de ahora, debes enfocarte menos en lo que puedes lograr por ti mismo y más en lo que puedes lograr a través de otros ¿está claro?.

2. Planificar

El secreto del éxito de un líder es su habilidad para definir metas específicas, medibles y realistas y no perder el enfoque en ellas nunca jamás. Son metas que vienen de la visión y la misión, que se encuentran en el aire y deben aterrizarse en forma de planes que sirvan de guía al líder y a su equipo.

Una vez que formes tu equipo, debes reunirte con ellos para que te ayuden a plantear las metas. Sí, no lo hagas tu solo, involucra a los tuyos en este proceso, te ayudará a desarrollar un sentido de pertenencia y compromiso hacia la tarea. Analiza y discute con ellos las dificultades y obstáculos a tomar en cuenta.

planeación

Ahora, hablen y establezcan el conjunto de acciones que realizarán para lograr esas metas. Cómo se harán, quién hará qué cosa, en qué tiempo, con qué recursos. Te conviene que plasmes las actividades específicas en un cronograma, indicando el responsable de realizarlas y las fechas compromiso.

No olvides, planear también las revisiones para dar seguimiento a esas actividades y su debido cumplimiento, para identificar problemas y corregir a tiempo. Lo que no se revisa periódicamente está destinado al fracaso.

3. Delegar

No me cansaré de insistir en que los líderes no pueden hacer todo solos, tienen que apoyarse en los demás, transferir su responsabilidad, dar autoridad y confiar en su equipo. Es la clave para conseguir que el trabajo se haga. El líder debe ser un maestro en el arte de delegar y asumir más un rol de influyente que de autoridad.

Decía mi general Patton:

“Nunca le indiques a una persona como hacer las cosas. Dile qué hacer y te sorprenderá con su ingeniosidad”

Dios lo tenga en su santa gloria, qué forma de sintetizar el arte de delegar.

Los pasos para delegar requieren que organices el trabajo a realizar, priorices las actividades, identifiques a los miembros del equipo adecuados para realizarlas, les definas claramente lo que esperas que hagan y para cuándo, les proveas de la información y los recursos necesarios, seas preciso en el tipo de decisiones que pueden tomar y… supervisarlos. Hasta se me fue el aire soldado, pero así es esto.

Si todo sale bien, deberás reconocer el resultado como suyo y si no se obtiene lo que se esperaba, debes implementar un proceso de retroalimentación para identificar las fallas y corregir errores en el futuro. Para más detalles, aquí escribí un artículo completo sobre cómo delegar.

4. Manejar el tiempo

 Como líder tienes que hacer productivo cada momento. Las reuniones, las pláticas de pasillo, el trabajo de oficina, consumen tiempo valioso que el líder debería estar dedicando a cosas más importantes.

Tienes que presupuestar tu tiempo como si de dinero se tratara, ¿no dice el viejo dicho que “el tiempo es oro”?, pues así es. Debes realizar tus tareas y proyectos de forma eficaz, priorizando, haciendo un programa y delegando todo lo que sea posible.

Un líder no anda perdiendo el tiempo en redes sociales o en llamadas improductivas, no checa su correo en todo momento, porque todo ello es pérdida de tiempo. Planifica sus actividades del día haciendo una lista, asignando prioridades, dejando tiempo para emergencias o situaciones inesperadas y delegando lo más que puede.

El manejo efectivo del tiempo también incluye momentos de descanso y desconexión. La mente y el cuerpo necesitan un respiro, tomar agua, escuchar música, relajarse, comer.

Está comprobado que un ritual conexión-desconexión mantiene estables los niveles de energía y de concentración, además de que disminuye el estrés. Así que no trabajes como un esclavo, respira, desconéctate y luego vuelve a la carga.

5. Resolución de conflictos

 ¿Cómo resolver un conflicto en un equipo de trabajo donde no todos los miembros piensan igual acerca de algo, tienen ideas y formas distintas de hacer las cosas y esto está causando problemas?.

El papel del líder ante esta situación es el manejo de conflictos como un facilitador. Los conflictos laborales suelen estar a la orden del día y debes ser capaz de enfrentarlos y solucionarlos. Sí soldado, no le temas a los problemas.

resolución de conflictos

La resolución adecuada de conflictos conduce a tomar decisiones mejores para el equipo y la organización, innovar e incluso fortalecer la unión de la gente. Nunca los dejes pasar, no se resuelven solos, suelen comportarse como una bola de nieve, que desmotiva y baja la productividad.

Los tipos de conflictos son variados y la principal fuente es la personalidad de la gente que choca con otras y los malos entendidos. En el equipo tendrás al que cree saberlo todo, el que complace a los demás, al egocéntrico o al que no se quiere ni él o ella misma.

La forma de cómo solucionar un conflicto está en tu capacidad de distinguir entre hechos y percepciones y saber dar más peso a los primeros que a los segundos y así manifestarlo a tu equipo.

Los pasos para resolver un conflicto son buscar la colaboración entre los implicados en el problema, hacer que cada uno reconozca las necesidades del otro y que trabajen juntos para llegar a acuerdos convenientes para ambas partes. Conflicto y negociación van de la mano, aquí no debe haber perdedores ni ganadores, se trata de un proceso de ganar-ganar.

Que fácil suena ¿no?, pero en la práctica es un poco más complicado, ¿Cómo liderar equipos difíciles?, ¿Cómo gestionar conflictos?, ¿qué medios alternativos de solución de conflictos existen?.

Bien soldado, pues lo primero es encontrar lo que causó el problema y conocer la versión de cada una de las partes. Después, identificar en lo que están en desacuerdo y en lo que están de acuerdo y decirlo abiertamente para corroborar. Todos juntos deben buscar alternativas de solución y llegar a un consenso.

Finalmente, el enfrentar conflictos se trata de hablar de forma razonable con la gente, reconocer los desacuerdos, negociar y tener el compromiso y disposición para hacer las cosas de común acuerdo en beneficio de todas las partes.

6. Motivar

 Liderazgo y motivación son la pareja ideal cuando de trabajar con los miembros de tu equipo se trata. Necesitas conocerlos, saber cuáles son sus intereses, qué les agrada, que les gusta hacer, para luego crear un ambiente donde encuentren todo eso.

Algunas de las técnicas de motivación laboral son el reconocimiento público, un mayor reto, ascensos y pues… ya sabes, el dinero. Te sorprenderá saber que no todos quieren esto último, a veces la respuesta a cómo motivar al personal está en otros estímulos.

La forma de motivar a los demás, cuando se trata de dar reconocimiento es hacerlo de inmediato, en cuanto se haya hecho algo sobresaliente. Sí, sí, no se trata de festejar todo. Reconoce y festeja lo que valga la pena y usa palabras motivadoras para infundir el deseo de desempeñarse de una forma superior.

Recompensa el buen desempeño con una comida, un día libre. Agradece los resultados positivos y reconoce auténticamente que lo hicieron muy bien, siendo específico en lo que te gustó.

Si algún miembro de tu equipo repite continuamente buenos resultados en un área, indaga si una promoción a un cargo más alto le convendría, por estatus y mayores ingresos. En ciertas ocasiones, ascender de puesto a una persona no siempre es lo mejor para él y la organización.

Toma en cuenta que no todo mundo quiere ascender, en ocasiones, en el mismo puesto donde son felices y muy buenos en lo que hacen, lo único que quieren es un aumento de sueldo. Consíguelo y con eso los motivarás.

Para saber más acerca de las características de un líder, no dejes de pasar revista por este artículo que escribí sobre cómo ser un buen líder. Adelante soldado, no te canses de aprender.

Comunicación Asertiva y Liderazgo

Comunicación Asertiva

El liderazgo implica una conducta asertiva e inteligencia emocional para comunicarse, pero ¿qué es la comunicación asertiva?, ¿cuáles son sus características?

Es aquella mediante la que transmites de manera clara y oportuna tus ideas, opiniones y sentimientos con respeto y sin ofender o incomodar a nadie.

El uso de frases de comunicación asertiva para tratar con tus compañeros, jefes, empleados te traerá mejores relaciones. Aquí radica la importancia de la comunicación asertiva en el trabajo y en la vida.

Las claves para una comunicación asertiva son el manejo eficaz de la comunicación verbal y comunicación no verbal, también llamada lenguaje corporal. Lo que dices con tu boca y lo que dices con tu mímica, gestos y movimientos corporales, debe coincidir con tu mensaje.

Las técnicas de comunicación asertiva tratan de tu habilidad para escuchar, dar retroalimentación efectiva y promover una buena comunicación entre los miembros de tu equipo, mediante el uso de palabras y frases asertivas.

Escuchar

Tu habilidad de escuchar te distinguirá como un buen líder, es la forma de conectarte con los miembros de tu equipo y con los demás. Pero tu forma de escuchar debe ser activa, debes mostrar un auténtico interés por lo que estés escuchando.

Si así lo haces, tus colaboradores se sentirán importantes y respetados, ellos confiarán en ti también y te respetarán. Mira a los ojos al que te hable, no cruces los brazos ni las piernas; sonríe y asienta en señal de que estás atento a lo que dice. Parafrasea algo de lo que dice o haz preguntas para comprobar que has entendido perfectamente lo que dijo.

Dar retroalimentación 

Reconoce los logros de los miembros de tu equipo, pero también identifica las fallas, no para castigar si no para corregir, promover un mejor desempeño en el futuro y mantener la motivación.

Las palabras que debes usar tienen que describir específicamente lo que se logró y lo que no se logró; di lo que se hizo bien y lo que se hizo mal.

Cuando hables de lo que se hizo bien, hazlo con entusiasmo y brinda reconocimiento a los responsables. Cuando hables de lo que se hizo mal, no regañes, di que “se esperaban obtener resultados diferentes y crees saber porque no se obtuvo lo esperado”.

De inmediato describe la estrategia o actividad que falló, no los nombres de las personas involucradas y verifica si los miembros de tu equipo están de acuerdo. Pregunta “¿es esto lo que pasó?, ¿estoy viendo bien el problema?”.

Enseguida, plantea alternativas de solución y promueve la participación de los miembros de tu equipo con ideas y compromisos para hacer que la próxima vez resulten mejor las cosas ¿está claro?.

Facilitar

Tus capacidades de liderazgo incluyen el que guíes discusiones y resuelvas conflictos con las palabras adecuadas. Debes saber visualizar un problema potencial y reunir a los miembros de tu equipo para discutirlo y buscar soluciones. ¿Qué palabras usarás para encontrar la causa del problema y las alternativas para resolverlo?

Primeramente, debes mostrar una actitud neutral, sin tendencia a que la cosas se hagan de una y otra forma. Enseguida, explica claramente el problema que has identificado y abre el espacio para la discusión con frases de liderazgo asertivas como “esta es mi percepción y los hechos que me constan, ustedes ¿que han visto que sucede?”.

Aquí comenzarán las opiniones e ideas e incluso, uno que otro insulto. Pide respeto y calma y que por favor “enfóquense en los hechos, no en las suposiciones”. Después de un rato de escuchar, pide la palabra e identifica las coincidencias que escuchaste y busca generar un acuerdo.

Discurso y oratoria del liderazgo

Discurso y oratoria

Las palabras en forma de discurso de oratoria son una herramienta vital para el liderazgo. No tienes que ser un Ciceron en el arte de hablar en público con elocuencia, pero sí debes ser hábil para compartir información, improvisar, vender ideas, convencer, persuadir e inspirar con efectividad.

Cómo ser un buen orador, cuáles son las características de un buen orador, cómo hacer un discurso, cómo controlar los nervios, son preguntas que vienen a tu mente, ¿no es cierto?. Mi bondad es grande y por eso voy a ayudarte…

Cómo hablar en público

Las técnicas de oratoria abarcan tips y estrategias para manejar la expresión oral, el lenguaje no verbal y el discurso en sí. Sin embargo, un enemigo a vencer cuando de aprender a hablar en público se trata es el miedo, el pánico escénico, el nerviosismo, la glosofia.

cómo hablar en público

Cómo controlar los nervios

Los síntomas del miedo a hablar en público son variados. Van desde sentir temblor en las manos, en las piernas, pasando por la ruborización extrema y llegando incluso a la pérdida momentánea del habla y los desmayos.

Aquí te enseño cómo controlar los nervios y cómo perder el miedo de hablar en público con estrategias naturales y técnicas para evitar pánico escénico o en su caso disminuirlo mediante ejercicios de respiración y el desarrollo de tu seguridad. No soy médico, aquí no receto pastillas para los nervios ¿está claro?.

Cómo hacer un discurso

El discurso se trata de hablar de un tema, identificar 3 o 4 ideas que quieras transmitir mediante ejemplos, historias o anécdotas. Los elementos de un discurso son una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Esta estructura de un discurso se construye a partir de las respuestas a estas preguntas: ¿de qué vas a hablar?, ¿qué dirás primero y qué después?, ¿qué debe llevar la introducción?, ¿qué el desarrollo? Y ¿qué la conclusión?.

Cómo hacer un discurso, los pasos para crear un discurso y ejemplos de discursos de oratoria como el discurso de graduación y de agradecimiento, aniversario, navidad y año nuevo, encontrarás aquí en 7 discursos pala vida los vas a necesitar, créeme. ¿Qué esperas soldado? ¡Haz tuya la guía definitiva ya!

La Voz de líder

La voz de líder

¡Soldado!, la capacidad de comunicación de todo líder recae en su voz; ¿cómo mejorar la voz para convertirla en un arma letal del liderazgo?.

Primero que nada, entiende que la voz se produce por el paso del aire a través de tus cuerdas vocales; de ahí pasa a la boca y con el movimiento de tu lengua y labios se producen las palabras…

Los ejercicios para hablar bien, los ejercicios para la voz, incluyen ejercicios de dicción, ejercicios de respiración, modulación y vocalización, rutinas de ejercicio donde se trabaja lengua, labios y diafragma de forma armónica.

Qué es dicción

Es la claridad con la que pronuncias las palabras, su correcta articulación y pronunciación; de aquí la importancia de la dicción como primer aspecto a mejorar en la voz de un líder.

Entonces, ¿cómo mejorar la dicción?… aprendiendo a abrir la boca bien para hablar soldado. Los ejercicios para una buena dicción incluyen lecturas, trabalenguas y práctica, mucha práctica para eliminar vicios de dicción como el no pronunciar letras en algunas palabras o arrastrar tanto los sonidos que dos palabras parecen una.

Los problemas de dicción y pronunciación pueden resolverse con técnicas que aquí te propongo, sin embargo si tu problema de dicción es por una malformación o defecto fisiológico, debes acudir con el logopeda quien te recomendará lo más conveniente para tu caso ¿entendido?.

Ejercicios de respiración

El proceso de respiración juega un papel muy importante en la producción de la voz. El líder cuando habla, no puede quedarse sin municiones, no le puede faltar fuerza ni vitalidad a sus palabras.

Debe aprender a usar su aparato respiratorio de forma eficiente, con especial atención al diafragma y los pulmones. Y ¿cómo controlar la respiración con éstos órganos?.

La respuesta está en la respiración diafragmática o respiración abdominal. Se trata de realizar la inspiración y espiración del aire a través de las vías respiratorias, pero controlando el proceso con el diafragma, no con la garganta ni con los labios. Las técnicas y ejercicios de respiración se enfocan en ello.

Vocalización y elocuencia

El arte de hablar con elocuencia demanda un manejo exquisito de tu voz para que tus palabras expresen sentimientos y emociones. Aquí, la colocación de tu voz, tono, volumen y velocidad son los responsables del lenguaje elocuente que utilices para crear interés, entusiasmo y emoción con tus palabras.

Ahora viene la pregunta que seguramente te estas haciendo… ¿cómo ser elocuente?. Bien, los ejercicios para modular la voz, los ejercicios de vocalización tratan precisamente de ello.

Cómo líder es tu obligación hablar con palabras elocuentes, no hay de otra. Tus frases deben hacer énfasis, provocar curiosidad, contagiar pasión, generar solemnidad o simplemente, informar de forma clara y dinámica, sin monotonía ni aburrimiento ¿está claro?.

Coaching y Liderazgo

Los líderes eficaces con el tiempo y la experiencia ganada, se convierten en coach’s, mentores, personas capaces de reconocer el potencial de los demás y desarrollar sus habilidades de liderazgo y sus talentos.

Es la piedra angular del liderazgo y también, el cofre al final del arcoíris. No todo líder logra convertirse en un mentor, solo los que muestran verdadero interés por los miembros de su equipo y han desarrollados todas las habilidades descritas aquí, pero a un nivel superior.

Un mentor es un desarrollador de líderes y tú debes aspirar a serlo. Son gente accesible, paciente, sensible, que brinda conocimiento y confianza; ofrecen oportunidades para el desarrollo de habilidades y señalan las áreas en las que necesitas mejorar.

Así que no abandones este cuartel, aquí encontrarás las técnicas y estrategias de liderazgo que te convertirán en el líder que tu organización, empresa o comunidad necesita. Según el desarrollo que alcances y el interés que tengas en seguir creciendo, eventualmente te verás siendo el mentor y coach con quien los demás quieran trabajar.

Así que ¡a la conquista!.

Dudas, quejas y sugerencias

Soldado, siempre puedes hacerme saber tus dudas, quejas y sugerencias hacia mis enseñanzas a través de la sección de comentarios que se encuentra en la parte de abajo de los artículos. Pero si deseas establecer una comunicación más personalizada puedes hacerlo por medio del formulario de contacto. Te respondo lo más rápido posible…

inicio